.

Cirugía Pared Abdominal

Patologías / Cirugía general y aparato digestivo / Pared Abdominal

Hernia Inguinal

Hernia inguinal

Se trata de una protrusión del contenido de la cavidad abdominal (o pelviana) por algún punto concreto del conducto inguinal que es más débil. Sólo una intervención quirúrgica puede solucionar una hernia inguinal. Existen dos tipos de hernias inguinales: hernia inguinal directa y hernia inguinal indirecta. Ambas suceden con bastante frecuencia en toda la población y es la práctica quirúrgica  más frecuente.
Hernia crural

Hernia crural

La hernia crural, también conocida como femoral,  es una protrusión del contenido de la cavidad abdominal o pelviana por algún punto débil del conducto crural debido a un defecto de la pared abdominal. En las mujeres, este tipo de hernia es el más frecuente e implica una alta incidencia de estrangulación del contenido herniado, mayormente un asa del intestino delgado. Sólo una intervención quirúrgica da solución a una hermana crural o hernia femoral. Entre todas las hernias, se presentan en un 2 – 5% de los casos. Se hace visible por encima y por fuera de la sínfisis púbica en la forma de un abultamiento ovalado en la parte superior del muslo, que ocasionalmente provoca dolor.
Hernia ventral

Hernia ventral

La hernia ventral es una bolsa que se forma cuando el recubrimiento interior del abdomen se sale a través de un orificio en la pared abdominal.

Las hernias ventrales a menudo coinciden con zonas donde alguna vez se realizó un corte quirúrgico. Este tipo de hernia también se conoce como hernia laparotómica.

Hernia de Spiegel

Hernia de Spiegel

La hernia de Spiegel es una variedad de hernia rara. Aparece a través de la línea semilunar que describió Spiegel en 1645 y que es la zona de transición entre la fascia del músculo recto anterior y las vainas de los músculos anchos del abdomen. El lugar donde este tipo de hernia aparece con más frecuencia es por debajo del ombligo, desde el reborde costal  hasta el pubis. Frecuentemente su diagnóstico es complicado, ya que al aparecer por debajo del músculo oblicuo, no se hacen patentes clínicamente. Su manifestación suele ser variable, pero suele consistir en dolores abdominales o por la propia zona herniaria.

Hernia incisional

Hernia incisional

La hernia incisional surge a raíz de una intervención quirúrgica previa. Con el tiempo, la capa de la pared abdominal se puede desgastar y donde hubo la incisión quirúrgica es más probable que haya una rotura en el tejido y que sobresalga por ese orificio en forma de protuberancia algún órgano abdominal. La hernia incisional puede causar malestar o dolor alrededor de ombligo.

Hernia lumbar, ciática y perineal

Hernia lumbar, ciática y perineal

La hernia de disco lumbar surge cuando parte del disco intervertebral se desplaza hacia la raíz nerviosa, presionándola de forma que produce un dolor intenso. En la mayoría de los casos, se puede tratar este dolor sin necesidad cirugía. Aunque se estima que en un 10% de los casos se haya que recurrir a una intervención quirúrgica.

La hernia lumbar puede afectar al nervio ciático entre las dos raíces del nervio (L5 y S1). El pinzamiento que causa la hernia en este nervio es lo que se conoce como ciática, que es un dolor que se irradia desde la nalga y puede extenderse hasta el pie.

La hernia perineal se crea por la incapacidad del diafragma pélvico de soportar la pared rectal. En casos avanzados, el contenido pélvico y en ocasiones el abdominal sobresalen en forma de bulto cerca del recto. Esta protuberancia puede confundirse con una hemorroide dada su localización y aspecto.

Hernia paraestomal

Hernia paraestomal

La hernia paraestomal consiste en una protuberancia que nace a raíz de la creación de un estoma, para derivar las heces o la orina. Debido a la intervención quirúrgica en la pared del intestino para sacar por el consecuente hueco la tripa o el uréter, se puede crear una hernia en la zona de la herida.

Provoca dolor local e irritación de la piel. Si va creciendo, la hernia puede llegar a ser muy molesta, ya que dificulta los cuidados normales del estoma.

Hernias diafragmáticas

Hernias diafragmáticas

La hernia diafragmática consiste en una malformación del músculo diafragma de manera que permite que las vísceras intraabdominales protuyan hacia el tórax, impidiendo de esta manera que los pulmones se desarrollen correctamente.

Hernia de hiato

Hernia de hiato

La hernia de hiato consiste en que una parte del estómago sobresale hacia el tórax a través de un orificio en el diafragma. Esta protusión puede ser causada por tos crónica, estreñimiento, envejecimiento, obesidad, levantamiento de objetos muy pesados, tabaquismo o estrés.

Diástasis de rectos

Diástasis de rectos

La diástasis de rectos consiste en una separación entre el lado derecho e izquierdo del músculo recto del abdomen. Se crea una separación en la línea alba que se refleja exteriormente como un abdomen abultado y flácido. La causa más común de esta diástasis es la rotura del tejido debido a un aumento de peso considerable como ocurre en un embarazo.

Puede ocasionar dolores lumbares por cambios posturales o problemas digestivos, ya que está separación del músculo modifica la disposición de las vísceras.

Google+
Google+
http://iocir.com/patologias/pared-abdominal
Facebook
Facebook
YOUTUBE
YOUTUBE

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar